viernes, mayo 08, 2009

Necesidad de vivir

Durante este pequeño tiempo que he dejado de escribir, reflexionaba sobre la importancia de contar con un plan para la vida, un norte a donde dirigirse o un camino por donde transitar para llegar a algún lugar.
Observé que mucha gente después de su trabajo va al gym, u otros a sus clases de salsa, u otros a sus estudios de diplomado o maestrías; incluso otras personas ocupan su tiempo en actividades caritativas, otras en el deporte, otras en el arte y cultura, otras tantas en pasar tiempo con su familia.


Cada una de estas personas hacen su agenda en función de sus necesidades y del objetivo que pretenden lograr.


Y el tema de este post es justamente eso, el tener una agenda que responda al plan de vida personal, uno que tiene que ver en lograr una mejor persona cada día que responda a los desafíos de un mundo narcisista y globalizado.


En lo que gastamos el tiempo, es justamente en lo que más amamos.


Cuando no tenemos nada que hacer y lo llenamos de cualquier cosa (como un pasatiempo improductivo, o haciéndoles el favor a otros, siguiendo la visión de terceros por ejemplo), es porque aún no sabemos qué queremos hacer con nuestra vida.


Incluso hay labores que pueden parecer santas y muy cristianas como el dedicar su tiempo en la iglesia (hay templos en donde la gente empieza limpiando los baños, sin que haya paga alguna por ello, etc), pero ello no es más que pérdida de tiempo para la persona, pues no se halla siguiendo el propósito para su vida sino de distractivos que minan la energía y los sueños.


Creo importante, hoy mas que nunca, sencillamente vivir.

1 comentario:

Gusmar Sosa dijo...

gracias por volver con buenas lecciones!!!