viernes, octubre 20, 2006

Teología de lo cotidiano: Bañarse en tres minutos es dar vida abundante.

Muchos me han estado preguntando a raíz del Spot del programa de este Sábado 21. ¿Cómo es eso de que bañarse en tres minutos es hacer la misión de Dios?
Te adelantamos que en muchas partes del planeta se esta agudizando la escasez de agua. Ya en medios informativos se anuncia que en el mundo una de cada tres personas carece de agua.
Así, el saber consumir el agua no sólo es necesario sino vital para modelar la justicia y la igualdad en la humanidad.
Saber utilizar el agua, como el bañarse en tres minutos debe formar parte de nuestra agenda, como cristianos responsables por la ecología del planeta.
Seamos sabios a la hora de la ducha y consumamos lo que necesitamos.

1 comentario:

mauricio sevilla dijo...

cinceramente es un pecado mio bañarme 1 hora en ducha hirviendo, y como es ducha electrica tengo que abrir otra llave para que el caudal se constante y no varie la temperatura, ventajosamente estoy en Quito-Ecuador y hay sectores donde sobreabunda el agua, pero creo qeu no durara mucho, reconozco que es mi pecado, pero se vivie un frio insoportable algunas veces en estaciudad y varia tanto en un solo dia el clima que te sientes como en el desierto, sol y calor terrible en la mañana y al medio dia, luuvia en la tarde y frio congelante en la noche y madrugada (viva noviembre el Quito - Ecuador)