miércoles, enero 03, 2007

Pastores ejecutivos

En muchas de las congregaciones protestantes en Perú, se nota la gran ausencia de verdaderos pastores, es decir, gente que se preocupe por otros en animar, edificar, consolar, mostrarse como ejemplos a través de la amistad.
Mas bien vemos gente que se caracteriza por sentarse juntos en los primeros asientos de las conferencias o congresos, personas que les gusta que los llamen pastores o hay algunos que se ofenden cuando no los llamas apóstoles.
En fin, el mismo término pastor ha devenido en una persona (por lo general hombre, ya que existe machismo en la iglesia peruana) que se dedica a labores que no tienen nada que ver con ayudar a la gente. Así tenemos pastor de música, pastor de eventos, pastor de producciones, pastor de arte, pastor de televisión, etc.
Incluso hay muchos que creen que ser pastor es dedicarse a manipular a los creyentes como si fuesen personajes del playstation desde sus cómodas oficinas, cuando en realidad pastorear es dar la vida por la congregación del Señor, es engrandecer la vida de los que conocen a Jesús.
En el reino de los cielos, si estas ayudando a otro a ser como Jesús ya estas desarrollando tu labor pastoral. ¡Adelante! Que necesitamos pastores conforme al corazón del Señor.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Jorgix:

Tienes razón en cierto sentido.

El término pastor a devenido en muchos lugares en solo un nombre.

Muchos piensan que el hecho de ir a un seminario o instituto hace de una persona un pastor, lo cual el incorrecto.

El ministerio u oficio del pastor viene de Dios, y a través del llamado.

Es ilógico que se use el término Pastor de Música; aunque pueden haber pastores que sean músicos y mucho más ilógico el termino Pastor de Presentaciones o cosas así.

Eso es un ministerio que en su acepción más simple es un servicio.

Son hermanos que pueden servir como directores de música, presentadores, contadores etc.

Porque en Efesios 4:12 nos dice cual es el propósito del oficio del Pastor (y de todo el ministerio quíntuple)

Preparar a los santos para la obra del ministerio, para edificar al cuerpo de Cristo.

2 propósitos principales:

1. Entrenar a los santos para que hagan la Gran Comisión

2. Edificar al cuerpo de Cristo, el Pastor particularmente la iglesia que tiene a su cargo; esto lo hace nutriendo y cuidando el rebaño que dios le encomendó, sea pequeño o grande.

El problema es que mucha gente quiere tomar el cargo sin tener el oficio; y cuando pasa eso se nota.

Muy buena tu preocupación en este tema, pero vas a ver que los verdaderos pastores se van a manifestar en el cuerpo de Cristo.

Que Dios te siga bendiciendo

El Ciberpastor

Jorgix dijo...

gracias por tus comentarios siempre son bienvenidos.