jueves, diciembre 13, 2007

Amuletos religiosos - el caso de la virgen de guadalupe

Conversaba con una amiga católica quien me indicaba que la imagen de la virgen debe de entenderse como un recordatorio de la devoción a Dios.

En la práctica se observa a muchas personas, sobretodo mujeres, muy apegadas al concepto de que la virgen es la que resuelve los problemas y los desafíos de la vida, ya que sólo ella puede llegar a un Jesús molesto, e interceder amorosamente por ellas.

Sin embargo, estos conceptos populares en nada se parecen a la labor que realizó la madre de Jesús, quien desarrolló un ministerio entre las mujeres que seguían al Maestro, pero en ningún momento aparece con un cargo de intercesora ante Jesús.
Además la característica de Jesús es que todos podían acceder a él, incluso los niños.
Hoy en día, tenemos la libertad de acercarnos ante Dios, creyendo que Jesús limpia a todo aquel que confiesa su pecado. No necesitamos rezar a María, tampoco comprar su imagen. No es necesario golpearse el pecho invocando sus favores, y menos aún tenerla como coredentora.
El Jesús de la Biblia nos permite acercarnos con confianza a la misma presencia de Dios, a través de la sencilla oración. ¿Lo has hecho hoy?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

no fue Maria, acaso, la que intercedió por los novios que se quedaron sin vino en Cana? No dijo Ella misma.. "Haced lo que El os diga"?

No fue Jesús mismo que en la cruz nos dijo "He alli a tu Madre"?

Maria no reemplaza la misión redentora de Jesús... eso lo sabemos, pero si es una intercesora poderosa ante su Hijo.

Jorgix dijo...

Gracias por escribir anónimo.

En los evangelios no sólo María intercede sino algunos padres por sus hijos, una mujer por toda su ciudad, etc.

El que en dos ocasiones María interceda ante Jesús, no demuestra que es una semi deidad a la que hay que orar, sino que cualquiera puede acudir ante Jesús para sostener una relación con él.

Porlo tanto, no es una intercesora poderosa ante Jesús, sino que más bien dicha práctica se convierte en idolatría.

Y cuando Jesús dice en la cruz "He allí a tu madre", se debe leer en todo su contexto, allí veremos que Jesús esta refiriéndose a Juan, y este luego recibiría en su casa a María.

Espero haber sido de ayuda y gustoso de seguir conversando sobre el tema.

Martin dijo...

Estoy de acuerdo con lo escrito.
Hace un tiempo escuche decir a alguien de mi iglesia que la Iglesia Catolica le habia dado ese alto nivel de importancia a Maria por el hecho de ser mujer, para que la mujer tenga mayor participacion en las cosas religiosas... Tu cual crees que es la razon?
Bendiciones desde Argentina...