martes, mayo 20, 2008

Por la ansiada Libertad Religiosa en el Perú

En la página de Iglesia y Sociedad, Tito Pérez escribe sobre los ingresos que percibe la Iglesia Católica por parte del Estado Peruano, un signo más no sólo del abuso de la religión sino también de la discriminación religiosa en el país.
Creo que esta llegando el tiempo en donde deberíamos pensar mejor en dónde poner la religión en la agenda de los peruanos.
En este blog, anteriormente he indicado el abuso de las iglesias evangélicas en pedir como obligación el diezmo a las personas que tienen un encuentro con Dios, (incluyendo esta práctica como necesaria en la vida del cristiano), cuando en realidad se trata de DAR pero a los que tienen necesidad por solidaridad y caridad.
Pero, tanto igual sucede con la asignación de subvenciones a la Iglesia Católica cada año, dinero que sale del bolsillo de los impuestos que pagamos todos los peruanos y de todas las confesiones.
Es mi propuesta que deberíamos ejercer una verdadera libertad religiosa, que no imponga dar dinero a las instituciones religiosas (ni a través de una norma legal en el caso católico ni con mentiras desde el púlpito en el caso evangélico).
Un fragmento del escrito de Tito Pérez:

"En efecto, la Ley 29142, aprobada por el Congreso de la República, promulgada por el presidente, y publicada en el diario oficial El Peruano el 10 de diciembre de 2007, contiene las mismas subvenciones católicas de los años anteriores, y aún más.
En el pliego presupuestario 006 del Ministerio de Justicia, hay una subvención de 2,602,850 nuevos soles destinada a pagar las subvenciones personales (léase sueldos) del personal eclesiástico y civil al servicio de la iglesia católica.
En el pliego 010 del Ministerio de Educación hay varias subvenciones católicas, entre ellas, 1,000,000 de nuevos soles para la Asociación Fe y Alegría; 45,000 nuevos soles para la escuela-hogas de niñas "Nuestra Señora de la Misericordia"; y 17,300 nuevos soles para la Oficina Nacional de Educación Católica.
En el pliego 011 del Ministerio de Salud hay 40,000 nuevos soles para el Centro Educativo Especial Nº 42 "Fe y Alegría" de Chimbote; 40,000 nuevos soles para el Centro Santa Teresa de la Diócesis de Abancay; y varios cientos de miles de nuevos soles para el Hogar Clínica San Juan de Dios de Arequipa, Chiclayo, Cusco, Iquitos, Lima y Piura. También hay 40,000 nuevos soles para la parroquia Nuestra Señora de Monserrat y San Sebastián.
Dinero contante y sonante, pues, del erario nacional, entregado por el gobierno de turno a la iglesia católica, en este tipo particular de discriminación religiosa que ya tiene 187 años de vigencia en nuestro país".

2 comentarios:

Gusmar Sosa dijo...

Yo también creo en esa verdadera libertad religiosa. Ya la lograremos.

Jorgix dijo...

Saludos amigo, gracias por acompañar este sentir, y un abrazo a la distancia.

Jorge