sábado, mayo 17, 2008

¿Qué hacer con las tribus urbanas? por Jesús Lavado

Mi amigo Jesús Lavado me alcanza esta reflexión que se las comparto, el video es parte de su presentación.

"En relación a la reflexión "¿Que hacer con las Tribus Urbanas?" expongo cinco reacciones comunes que la iglesia local manifiesta en relación a las tribus urbanas.

1) Han actuado con absoluta indiferencia y prefieren vivir su religiosidad dentro de una burbuja eclesial, reemplazando las ventanas del templo por espejos, es decir, en vez de observar el acontecer social, solamente se ven así mismos, viven desconectados de la realidad y adoptan actitudes narcisistas y egoístas, es decir practican un evangelio reduccionista, exclusivo y excluyente.

2) Quieren que se conviertan espiritualmente y culturalmente tanto en el ámbito del común social como en el común denominacional, por ejemplo, quieren que abandonen sus formas de expresión y manifestación cultural para que se occidentalicen, así como también, quieren que se nazarenicen (en el caso que se adscriban a la denominación Nazarena) o se pentecostalicen (en el caso que se adscriban a una denominación Pentecostal) en vez de que se cristianicen.

3) Aplican una tolerancia racionada, reciproca y condicionada, en donde sus expectativas están mas relacionadas a cambios externos que internos, prefieren que se adapten y uniformicen a la cultura que representan y registrarlo como un testimonio exitoso como si fuera un logro espiritual importante .

4) Aplican la tolerancia y lo aceptan como son, los incluyen como parte de la comunidad cristiana, de una gran familia espiritual, que en medio de la diversidad ellos son reconocidos como hijos de Dios y hermanos en la fe, y que su inserción y participación en la comunidad cristiana no esta condicionada a cambios externos.

5) Se identifican a tal punto, que crean verdaderos guetos sociales o enclaves culturales, expresados en lo que se llama hoy iglesias emergentes o refugios espirituales para este tipo de chicos y chicas, o desarrollan micro-colectivos, pequeños grupos dentro de una iglesia local creándose dos o más atmósferas, dos o más tipos de ambientes dentro de una misma generación de creyentes o comunidad cristiana.

Se debe tener presente que:

* La construcción de una identidad es un largo proceso que se inicia a temprana edad en el hogar y esta determinada en la calidad de influencia de los padres o cuidadores, también influyen en este proceso los medios de comunicación social que están insertados en los hogares, hay que tener claro, que existen determinados programas que aparenta ser de entretenimiento, pero resulta ser escuelas en donde se enseñan estilos y modos de vida; por otro lado, el entorno social que rodea a las personas son una influencia determinante y complementaria a lo que aprenden en los programas que oferta los medios de comunicación social.

* La importancia de construir puentes y no muros, es significante, los puentes nos conecta y acercan con los demás, no obstante es importante tener referencias claras para tener una mejor comprensión y entendimiento con el resto de personas que no son como uno o quienes no comparten la cultura la cual uno representa. La construcción de muros, convierte el evangelio en un mensaje excluyente, discriminativo y religioso, creando comunidades reduccionistas, con alto grado de pre-juicios.

* Tener presente que la inserción de un creyente a una comunidad cristiana es para contribuir a su edificación espiritual y para ayudarlos de manera progresiva ha eliminar su dependencia con lo negativo. Las comunidades cristianas no deben crear procesos de uniformización cultural y denominacional, ahondar en esos procesos, es alejar al creyente de su crecimiento natural y madures espiritual para distraerlo en practicas religiosas y activismos sociales, luego se quejan o demandan, ¿Porqué no existen lideres en las iglesias locales? La respuesta es obvia, es por el tipo de contenido que uno ofrece en el discipulado.

* Es importante entender que la misión cristiana es transcultural en el sentido que sabe presentarse e insertarse en escenarios y en colectivos culturales diversos y distinto de quien cumple la misión. La misión transcultural no debe limitarse al cruce de fronteras geográficas, si no al cruce de fronteras culturales, en la actualidad los ámbitos geográficos no son uni-culturales, mas bien son pluri-culturales, con las excepciones que existen. El objeto de la misión transcultural es anunciar las buenas nuevas al mundo que Dios ama. Para contribuir en la extensión del Reino de Dios no es necesario negociar el contenido ni menos la esencia del mensaje, mas bien adapta los métodos de acuerdo a los tiempos y los espacios culturales que se desea influenciar y ejercer presencia. Mantener formulas y estrategias de desarrollo eclesial, así como también ritos y tradiciones solo conlleva a la idolatrización de los métodos, a la enseñanza inmutable, a la infabilidad pastoral, y por consecuencia a la frustración o fracaso ministerial, en algunos casos conlleva al conflicto o al abuso de autoridad y por consiguiente a la quiebra de la comunidad cristiana, con los riesgos que significa y efectos que representa.

* Y por último, vale la pena sacrificar una generación o un bloque de personas porque simplemente no se adaptan a la cultura del líder eclesiástico o a la cultura denominacional, se prefiere excluir, marginar, o echarlos fuera del templo a través de la presión religiosa que ejercen, es más valioso conservar una tradición y métodos que conservar a creyentes que se manifiestan culturalmente distinto al líder o al conjunto de lideres de una iglesia local, y luego algunos se preguntan ¿Donde están los jóvenes? y algunos pastores se interrogan ¿Porqué mi hijo no asiste al culto o participa de la vida de la iglesia local? La respuesta es obvia, en la mayoría de los casos prefieren conservar su religión (es cierto que existen otras causas, pero no es materia de este estudio). Hay que tener presente, que un líder eclesial, llámese pastor, maestro, diacono, anciano, etc. es resultado de lo que le enseñaron, por lo tanto el proceso de cambio, como diría el apóstol Pablo empieza en la mente de una persona.

Estas son reflexiones que pueden significar en algunos un viraje en su manera de pensar y observar a las tribus urbanas y a los jóvenes de este tiempo, y es muy probable que en otros pueda significar una afirmación a sus procesos iniciados.

Con la seguridad de provocar reacciones y respuestas, ruego al Señor que nos siga otorgando amor y sabiduría con todos.

Un fuerte abrazo.
JesúsLavado"


6 comentarios:

Anónimo dijo...

ta cualquiraaa

Material de Estudio dijo...

http://materialdeestudiocristiano.blogspot.com/2009/01/la-venida-del-espritu-pedro-larson.html

Santa dijo...

Cualquiera puede hablar de cultura, etc., etc. Hablame de tu fundamento biblico para tus expresiones. La Biblia existe, estudiala para que sea tu fundamento y no tus ideas culturales, sociales, etc., etc. Y si es tu fundmento citala.

Anónimo dijo...

no logro entender como pueden creer que las inmoralidades prescritas por diferentes grupos ,dicece llamarce tribus urbanas pretendan ampararce en sus pobresas mentales sentimentales e espirituales para pretender justificar sus actos .
si bien cristo vino a los enfermos para sanarlos , pero no vino a los enfermos de frescos que pretenden torcer la verdad , CONVIERTANCE Y DEVEN NACER DE NUEVO

Augusto Suarez Muñoz dijo...

Muchas gracias por el articulo, ha sido de gran bendición para mi vida.

Acerca de los comentarios, solo quisiera decir un par de cosas:

- "¿Puede algo bueno salir de Nazaret?", Jesús mismo fue marginado y rechazado por la tradición religiosa, todos los creyentes que pertenecemos a una cultura urbana somos conscientes de eso y solo esperamos que la gente vea el fruto y no al árbol.

- "CONVIERTANCE Y DEVEN NACER DE NUEVO" además de los evidentes errores en la ortografía, es la misma discusión acerca de la circuncisión para los gentiles. ¿Debemos dejar de lado el pelo largo y los tatuajes para que Dios nos ame?, ¿debemos circuncidar nuestro gusto particular por la música, la ropa y estas cosas para que Dios actúe en nosotros?, o más bien nace de nuevo quien ama a Dios y le sirve, recuerden a Nicodemo...

Marijo Hooft dijo...

Muy buen artículo, lo posteo en mi blog www.subculturasjuveniles.blogspot.com