viernes, mayo 09, 2008

Érase una vez el diezmo I – ¿Vivimos aún bajo el judaísmo o somos seguidores de Jesús?

Un joven cristiano se contactó conmigo en estos días y me contaba lo que sucedía en la congregación donde se esta reuniendo últimamente.
En su caso, me decía que un conocido cantante de música cristiana que vive por Santiago de Surco había comenzado a tener reuniones en su casa, una vez por semana y que se trataba de un estudio bíblico.
Me dijo que la parafernalia dominical de las iglesias evangélicas grandes le había agotado y que le habían dicho que se estaba abriendo esta nueva obra, con características diferentes, así que la visitó en cuanto pudo y así ha estado algunas semanas, pero la semana que pasó, el predicador y cantante ha empezado a decir que todos deben de diezmar, dado que él es quien se preocupa por “alimentarles”, es decir, enseñarles la Biblia.
Este joven me preguntaba si esta práctica es correcta.

Le indicaba que en muchas congregaciones evangélicas, por tradición, acostumbran pedirles a los asistentes que den el 10% de sus ingresos mensuales cada fin de mes, y que en muchos casos “ablandan” la forma de pedir, pero en el fondo siempre lo hacían a efectos de mantener el “templo” y con la visión del pastor de la congregación.
En el caso específico le dije que, en efecto, debería de darle el diezmo al predicador cantante, pero que en la siguiente semana debería este joven de preparar un estudio bíblico y darlo en la congregación y a su vez, solicitar el diezmo a este predicador, ya que todos los creyentes SOMOS IGUALES, no existe castas espirituales, no existe un grupo llamado clero y otro laico, solo hay un pueblo de Dios, con múltiples funciones cada uno.

En efecto, la práctica del diezmo (sea este obligatorio o solapado) deviene en una práctica propia del judaísmo y que básicamente suplía las necesidades de una casta sacerdotal.
En Cristo, todos los que creemos en Jesús y le seguimos somos sacerdotes de Dios, llamados a mostrar lo que dice la Biblia en nuestros hechos y palabra. Nos servimos los unos a los otros por amor.
Lo que ha pasado es que muchos han “profesionalizado” la función pastoral convirtiéndola en un cargo administrativo propio de una institución religiosa.
Jesús no vino a hacer religión sino a darnos vida y libertad a fin de ejercer nuestra responsabilidad en el planeta... la misión de Dios.
Si vas a una iglesia católica o evangélica, y te están pidiendo plata para seguir la visión del pastor, la visión de la casa, o de alguna manera identificarte con dicha iglesia con tus bienes, es hora que medites si estas en el lugar correcto.

La Iglesia es el espacio para relacionarnos con los hermanos y crecer conjuntamente en amor y en igualdad, no se trata de una empresa, ni una ONG, no se trata de un reino humano ni institucional.
Se trata de vivir en comunidad, interdependiente y armoniosamente, transformando cada situación hacia el dominio y señorío de Jesús.

5 comentarios:

lvillalva dijo...

Aprovecharia para recomendar esta lectura:

http://ar.geocities.com/citasbiblicas/malaquias.htm


Saludos


LUIS ANGEL VILLALVA

Jorgix dijo...

Luis Ángel gracias por tu valioso aporte, he leido completamente el estudio bíblico y lo comparto,

un abrazo

Jorge

Jorgix dijo...

Saludos jovenes lectores de este blog, quisiera pegar en este espacio un debate que se ha producido en mi pais a raiz de este artìculo, espero que sea de provecho para sus reflexiones.

Un abrazo.
Jorge Chávez
_____________________

Mails:

Abraham Miranda abraham.mirandaa@gmail.com 16-may

Saludos
Reconozco la importancia de tratar este tema entre otros, todos los días recibo correos de varios grupos y comunidades cristianas, mayormente se trata de jóvenes que tienen gran deseo de edificarse espiritualmente y por ello siempre surgen cuestionamientos a la enseñanza tradicional, entiendo entonces que tenemos la obligación de responder con la verdad, ya que como cristianos nos debemos a la verdad del mensaje del evangelio por encima de cualquier interés religioso denominacional o sistema religioso, ya que hoy en día para ser cristiano no tiene que ver necesariamente con ser católico o evangélico y esto lo demuestra la cada vez creciente comunidad cristiana y grupos cristianos independientes, y esto también tiene que ver también con cada vez mas creciente alejamiento de las iglesias evangélicas (algo que me consta cuando investigue y trate este asunto, muchas iglesias ya habría triplicado su congregación en numero) personas que llegaron buscando al Señor pero defraudados por la predica más conveniente a intereses denominacionales y sus conceptos de autoridad que terminan por alejarlos.
Es por ello que veo que las observaciones de Marcos son muy objetivas y representan a esta generación joven busca la verdad y se la merece. Sobretodo tratándose del diezmo y del abuso del poder.
Marcos también es muy objetivo cuando señala y se ve la incapacidad de Iván para responder al tema, ya que Iván quiso ser el primero en opinar sobre el tema. Más bien contrario a ese nivel que decía tener, filosófico y transcultural su experiencia en Nigeria… o los muchos idiomas que dice hablar, y por lo extensos de sus comentarios veo su necesidad de reafirmación personal en una "trinchera" tradicional que lo cobije en un ambiente más familiar.
Bueno con el respeto que todos se merecen, sin embargo lo que veo por que los comentarios de Iván y Javier los veo fuera de lugar bastante desubicados.
El tema hoy en día es muy pertinente, se debe enseñar y responder con la verdad. El MUNDO REAL esta más allá de las cuatro paredes de las denominaciones tradicionales y su caduca interpretación, que no han entendido el mensaje del Evangelio del Reino que Cristo mando a predicar a todo el mundo.
Es por ello que la iglesia tradicional requiere una profunda reforma que la saque de la mundanalidad del sistema religioso y de "autoridad" en el que se sostiene, manteniendo cautiva a la gente, que llega buscando el amor de Dios y tratan de responder con amor con todo lo que ellos tienen.
Si embargo:
En la cuestión del diezmo casi en su totalidad las enseñanzas y la aplicación que se dan hoy en día no corresponden al contexto en que fue dado.
En el Antiguo Testamento parecía que no le entendieron nada a Dios, quiso que desde el más adulto hasta el más pequeño tuviera derecho a escuchar la voz de Dios, quiso grabar sus leyes en sus corazones para que pudiera ser parte del hombre, y le rechazaron y tuvo que dárselas escritas para confrontar sus corazones, quiso hacer de ellos un "Reino de Sacerdotes" y lo despreciaron, etc, etc.
Y prometió que haría un Nuevo Pacto.
Siempre recordándoles que eran esclavos que Dios los saco de Egipto, Vivian con la mente en Egipto, y ahora le pertenecían a él y con obligaciones.
No entendían nada por la dureza de corazón...
Por eso también cuando les dijo "mío es el diezmo y me habéis robado" para que le teman, y reconozcan quien es Dios Soberano dueño de todo lo creado, siempre Presente.
Sin embargo el solo les pedía una parte, también para exponer el corazón del hombre delante de Dios y de los demás hombres, que teman a Dios, ellos no entendían la grandeza de la Presencia de Dios y su interés por los hombres, de su pueblo, ese contexto tiene que ver por ejemplo con jubileo, el perdón de las deudas de otros, el retorno de las propiedades a sus dueños originales, la libertad de los que quedaron en esclavitud, la ayuda a los pobres, es decir la eliminación de la pobreza, del Israel de aquel tiempo como Nación, donde lo religioso no estaba separado del Estado, de lo legislativo, por ello las festividades tenían carácter Nacional y solidario unos con otros compartiendo, y obligatorio.
En el Nuevo Pacto que nos prometió. Vivimos en la ley del Espíritu donde nos nace en el corazón hacer buenas obras, agradar a Dios y ayudar al prójimo, predicamos el evangelio a toda criatura, no por la antigua ley del mandato escrito, Jesús abolió todo el sistema religioso, sacerdotal, del sacrificio y del tributo (Hebreos 7). No hay nada de eso en el Nuevo Testamento, sino que en la iglesia se ponían de acuerdo para algún propósito y participaban de común acuerdo, y de acuerdo como eran prosperados.
En todo el Nuevo Testamento, las cartas que eran la instrucción a la Iglesia, a los gentiles que no conocían ni tenían las prácticas y tradiciones judías, no existe alguna instrucción o enseñanza para la práctica u obligación del diezmo, no existe tal cosa en absoluto.


From: Marcos Paredes (marcosp83@hotmail.com)
Date: 15-may-2008 1:10

Alabo el debate!

Debo reconocer que disfruto mucho leyendo estos mails porque aprendo un monton y me ayuda a posicionar mi pensamiento al respeto.

Yo no me atreveria a calificar de disparate lo que Jorge escribio. Mas bien lo leo como algo que nace de una persona preocupada con deseos de entender lo que dice el texto biblico. Yo conozco a Jorge desde hace algun tiempo y he conversado con el y me he dado cuenta que sus preocupaciones son sinceras y tienen una razon de ser.

Lo que mas interesa aca son los argumentos y no caer en falacias ad hominem. (atarcar a la persona y no al argumento) Lo que observe en los primeros mails es que Ivan y Jorge estaban de acuerdo en algunos puntos. Como el de que los miembros de una iglesia son iguales ante Dios y que no hay jerarquias o posiciones de privilegio como dijo Ivan.

El punto interesante es el diezmo. El argumento de Jorge fue que el diezmo fue una practica judia que era para sostener a una casta sacerdotal. Dado que ahora todos somos sacerdotes eso ya no tiene que ser como lo fue en aquellos tiempos. Ivan replico afirmando que, dependiendo de la denominacion, los laicos son los que eligen y recolecatan el dinero y eligen que hacer con ello, pagar a un pastor, etc. Creo que es claro que la congregacion, si decide hacerlo, puede desear recolectar fondos y pagar a un pastor. Esto seria, en cierto modo, volver a un modelo del que hablaba Jorge (obvio que el tema es mucho mas complejo, pero lo simplifico para entendernos de forma mas rapida). Si eso decide hacer la congregacion no veo nada de malo en eso. Aqui no se si Jorge estara en desacuerdo conmigo.

Lo que si me interesa mucho saber, y es algo que Ivan no contesto, y creo que es de superlativa importancia, es que si es Ivan esta de acuerdo o en desacuerdo con Jorge sobre si el diezo era una funcion propia de los judios que servia para de alguna forma sostener a los sacerdotes. Como Jorge y Abel Garcia han argumentado recientemente (en sus blogs, que seria bueno que todos tengan conocimiento), el diezmo era una practica propia de los judios y que con la llegada de Cristo y en el Nuevo Testamento no se habla de diezmo como en el antiguo testamento.

Eso es lo que yo quisiera saber, cual es la posicion de Ivan al respecto. Por que al final de cuentas entender esto es parte de la espiritualidad y comprender la biblia y tener una doctrina sana.

Me gustaria tratar muchos puntos mas, pero no lo hare para no acaparar y dejar a otros que participen. Termino agregando que el tema de finanzas en las iglesias (y hablo de todas las iglesias, no solo monterrico. Monterrico es solo 1 iglesia, en el Peru hay muchisimas) es un tema de mucha importancia que hay que tomarlo con seriedad y temor de Dios. Y por otro lado, es claro y cierto que hay pastores, y no pocos, en el Peru y otros paises que abusan de su poder, personas que no saben esto es ya por ignorancia o por otros motivos. Tambien seria un error terrible decir que todos abusan.

Marcos.

From: jayviercito@hotmail.com
Date: Thu, 15 May 2008

Jorge:

Acabo de leer tus mails, y disculpame, pero nunca lei tanto disparate junto. Definitvamente, has tenido una mala experiencia en alguna iglesia con el tema del dinero, como siempre uno tiende a generalizar y decir: "todas son asi"

Me quedo con lo que dice Ivan: Uno no da por obligacion, uno da por AMOR, Despierta Jorge!!, ese es el MUNDO REAL, en donde te adormecieron tanto???

Finalmente, uno para no dar, SIEMPRE, va encontrar una buena excusa. Y si que las hay. Como nos cuesta dar no?

Javier


Date: Wed, 14 May 2008
From: ivansvelasco@gmail.com

No creo que es necesario que te pongas a la defensiva. El diálogo y la discusión han sido parte de mi desde hace muchos años. No en vano estudie por más de cinco años filosofia. Fue justamente por el puro afecto disfuncional hacia la discusión. La discusión es como un deporte de alto riesgo, termina siendo adictivo. Pero también porque la filosofia nos ayuda a cuestionarlo todo, a dudar de todo. Cierta vez, en un grupo de estudio, en el cual se habían propuesto estudiar a Descartes, luego de escuchar interpretaciones libres de su pensamiento, bueno, diria yo, interpretaciones libertinas, lo que primó fue el aporte más importante de Descartes: La duda es amiga íntima de la verdad. Así que discusiones como estas nos ayudan a todos a dudar, cuestionar y reflexionar.

Por otro lado, no vale la pena menospreciar las experiencias interculturales. No hablo de un viaje a Miami para conocer Disney por el amor de Dios. Las experiencias transculturales nos ayudan a expandir nuestro horizente, lo cual permite a la persona tener una perpectiva más objetiva de la realidad, o por lo menos, de lo que convencionalmente definicimos realidad. Por favor, no seas condescendiente al darme la bienvenida a la realidad, hace tiempo que me dí por vencido en tratar de comprenderla. La única realidad que existe es la que uno percibe, no la que uno proyecta. Ese es justamente el punto más débil de tu argumentación.

No había recibido estos correos antes, pero como esta vez sí lo he recibido, y no he dejado de notar que en la lista hay personas de mi congregación, he decidido comentar tus opiniones sobre la iglesia. Al fin y al cabo, aun soy "víctima" de una iglesia tradicional, donde soy un pastor tradicional, donde pastoreo gente tradicional, a quienes y conozco y quiero desde hace muchísimos años. Si hay algo indescriptible ne la experiencia de una iglesia como las de antes, es que los lazos afectivos que desarrollamos al seno de la congregación,siguen el curso de una intimidad aprendida en el seno del hogar. Para bien o para mal, sigo siendo pastor de varios de ellos, y lo soy porque los quiero, y por tanto, me preocupo por su bienestar. Eso es algo difícil de medir con los diezmos. La gente en una iglesia da, no por obligación, sino por amor. Eso es algo que me parece has perdido de vista. Tus planteamientos tienen un tinte negativo; como que un pastor manipula y controla a su congregación, para exprimirla y sacarle dienro. Seguro que hay casos así, y conozco más de uno, pero eso no justifica elaborar una eclesiología basada en el rechazo a unos cuantos líderes, y no en las Escrituras. No sé cuál habrá sido tu experiencia, pero en nuestro caso es diferente. En realidad, la relación que tenemos con los miembros de la iglesia es horizantal, afectiva, real, del día a día. Mis amigos más íntimos se encuentran en mi iglesia. Mi mamá, mi papá, mi hermano mayor, mi hermano menor, todos están allí. Junto a ellos, mi esposa, mis tres hijos, etc, etc, etc. Esa es la iglesia. Plata? Parece que le das un lugar que no tiene. Por lo menos así es nuestra experiencia. En nuestro caso, la gente da con liberalidad, y lo hace de muchas formas. Nunca nos falta nada, es más nos sobra. Hay momentos en que uno realmente les dice que no es necesario que muestren su afecto con cosas materiales, pero igual se ríen. Si me falta plata, mi hermano mayor me presta, regala o lo que sea. Si a mi hermano mayor le falta, y yo tengo, igual. Esa es la iglesia. Que me paguen un sueldo, es porque mi familia quiere que me dedique al ministerio sin estar distraído en cosas como juntar para el presupuesto, y no tener tiempo para ellos. No sé bien qué propones. En realidad, no sé bien qué propone la gente que predica la iglesia sin paredes, pero sería interesante escuchar a la gente de mi iglesia qué piensa de ese "novedoso" modelo. Es gracioso cuando dices "muchas palabras y nada concreto". Bueno en realidad, después de casi 18 años de ministerio en el misma iglesia, voluntario y no voluntario, puedo decir que eso es algo concreto. Por lo menos, aun no me despiden, y no he sido perfecto como para que me hayan tolerado por tanto tiempo. En la vida de la iglesia, lo concreto es el ministerio en sí, no las elucubraciones teológicas producto de una gratuita reflexión libertina, que nos lleva a una especie de especulación acerca de una realidad que es más un concepto ilusiorio, que una experiencia genuina.

La Teología se debe hacer desde la realidad de quien escribió la Biblia, de otro lado, terminamos diciendo herejías.

Ivan


2008/5/14 Jorge Chavez (jorgechavez6816@gmail.com):

Como siempre muchas palabras y nada de concreto,
puedes escribir al enlace siguiente para ponernos a dialogar con otras personas que podrian aportar desde sus diferentes puntos de vista.

http://jovenestiempodehablar.blogspot.com/2008/05/rase-una-vez-el-diezmo-i-vivimos-bajo.html

No hay que tener miedo a dialogar y conversar, de eso se trata...
Y tampoco hay que hacer tantos viajes para leer en la Biblia lo que dice realmente y no lo que me conviene que diga.

Un saludo y bienvenido al mundo real...

Jorge


El día 14/05/08, Ivan Velasco (ivansvelasco@gmail.com) escribió:

En discusiones como estas, a una de las cosas que más le temo son a las generalizaciones, pero que dentro de una argumentación, son hasta cierto punto inevitables. Todo suena bien, en un mundo ideal. En el estado de Indiana existen unos cinco mil grupos que se reúnen semanalmente. He conversado con algunos de sus... "no-líderes" que no dirigen el movimiento. De hecho, ellos eran los más entendidos en la materia, y los quienes definían mejor el marco teológico de su filosofía de vida. Aunque los integrantes de los grupos se saben y sienten iguales, no dudan en preguntar a los "no-líderes" acerca de la naturaleza teológica de lo que hacen. Lo hacen, y como es lógico, se preguntan por qué. Dado que no lo saben, buscan a quienes más saben, y así, el conocimiento se trasalada lentamente. Sin embargo, en el camino surgen problemas. Cada grupo es una iglesia, y por alejada que parezca a ua iglesia convencional, en el fondo, como decían en mi colegio en Bs.As., es la misma paisana con diferente pollera. He vivido en diferentes países, en diferentes etapas de mi vida. He conocido todo, bueno, casi todo tipo de gente, tengo amigos de distintas culturas por el modo en que crecí. Inclusive puedo hablar en varios de sus idiomas. De hecho, la variedad cultural que existe es impresionante. Recuerdo cenando con unos amigos nigerianos, quienes nos habían preparado un exquisito plato típico hecho a base de pescado de agua dulce, cocido con raíces de un árbol de la zona, en una salsa de indescriptible color verde. El plato parecía una sopa verdosa con una consistencia similar a la mazamorra. El sabor era similar a la apariencia. Encontré una manera de quedar bien comiendo la cena: Fue recordar uno de mis platos favoritos, nada más y nada menos que el popular cau-cau, lo cual a más de uno de mis amigos les pareció repugnante. Así de diferentes somos, pero cuando uno llega a conocer una cultura a fondo, uno se da cuenta que todos somos iguales. El mismo caramelo con diferente envoltura. La iglesia es igual, por más que cambiemos la forma, al final, nos encontramos con los mismos problemas. En realidad el tamaño, en este caso, no dice mucho de la esencia misma del ser humano en su expresión religiosa. Sino que la expresión en sí refleja lo que uno es, y con más o menos gente, ese ser se hará evidente. Los problemas de una iglesia grande, que nos llevan a cuestionar el modo de la iglesia denominacional, o de la mega iglesia, sólo varían en el modo de su manifestación, la cual se repite en una iglesia celular, con o sin paredes. El tema del dinero es lo que más se critica en el modelo convencional, pero también existen otros problemas. En el caso de la iglesia sin paredes, uno de los mayores problemas que surgen son las desviaciones doctrinales. Si esto es ya difícil dentro de una denominación, o dentro de una iglesia con grupos pequeños, ¿se imaginan dentro de un grupo que no responde a ninguna estructura doctrinal? Si todos pudiésemos articular una teología bíblica adecuadamente estructurada, y apropiadamente enmarcada dentro de las Escrituras, entonces, el peligro de una interpretación errada disminuiría. Sin embargo, esto no existe. La doctrina crisitiana no sólo depende del conocimiento adecuado de las distintas ciencias que la componen, sino que existe un profundo elemento subjetivo que nace en la experiencia misma del individuo. Sólo los autores inspirados de la Biblia se libraron de este "prejuicio" subjetivo, del cual el resto de los mortales somos víctimas. De aquí, podría elaborar las razones psicoanalíticas de un pensamiento sin paredes, pero... es demasiada tentación. Será para otro momento.

Ivan






2008/5/14 Jorge Chavez (jorgechavez6816@gmail.com):

Saludos Ivan,
ibas bien hasta la parte que empiezas diciendo "Sin embargo, hay otros hechos"...

Y justamente a partir de ahí es que muestro una perspectiva diferente. Ya que:

1. No es necesaria la organización llamada "denominación", y no sólo me refiero a la Alianza Cristiana sino a las carismáticas que promueven su propia franquicia (por ejemplo Camino de Vida, Agua Viva, etc). La denominación no es otra cosa que el establecimiento de sucursales de una iglesia en diferentes ambitos geográficos. Una suerte de "agencia de banco" que promueve el propio bienestar de la iglesia. Tengo en mi biblioteca los planes de expansión de diferentes iglesia como la del Nazareno que no sé si buscan llevar el nombre de Cristo o el de su marca registrada.

2. Eso de laicos en la iglesia es parte del sistema religioso de poder. El problema es que la gente no ejerce su rol de sacerdote y muchas veces por desconocimiento (y obvio, por una cuestión de poder) nunca lo ejercerá. La congregación decide si paga o no a un pastor muchas veces porque sigue la tradición evangélica y no se ha detenido a pensar si esto debe seguir así.

En realidad, se necesita una iglesia ejerciendo todos a la vez sus diferentes funciones como parte del cuerpo de Cristo. No se necesita un pastor como cabeza, se necesita todo un conjunto de pastores, jovenes, mujeres, niños sirviendo a cada creyente.

El modelo de UN pastor como cabeza de la iglesia es un modelo propio de los reinos de este mundo. En cambio, lo que leo en los evangelios es una propuesta de vida comunitaria teniendo a Cristo como cabeza, sujetados UNOS A OTROS.

Es incompresible como en muchas iglesias, el tema de las finanzas no son hechas transparentes a toda la comunidad de cristianos, de ahí que a mi parecer, convendría que rindiesen cuentas por una cuestión de testimonio, así como lo hacen las empresa que cotizan en bolsa por ejemplo.

Por otro lado, el hecho de que muchas generaciones hayan creido "la doctrina del llamado a tiempo completo", ha creado una gran distorsión en las iglesias, pues no es necesario tener a una persona a tiempo completo metido en la iglesia. El enfoque es diferente, se necesita a cada creyente hecho sacerdote siendo sal en el mundo.

Un gran problema tiene por delante tu denominación con los pastores que se estan jubilando ya que no existen los medios para mantenerlos luego que se retiran. ¿Será posible mantener este sistema por más tiempo?

3. Con respecto al tema de los grupos pequeños, bueno es cuestión de que los creyentes se pongan de acuerdo. Pero hoy en día, la ansiedad de muchos pastores para que SU IGLESIA CREZCA crea otro tipo de distorsiones. La idea es que si uno va a la Iglesia debe ir a compartir, animarse mutuamente. Uno no debe de ir a una iglesia a mirar nucas o ver un show religioso, sino a participar junto con la congregación. Si eso no se puede hacer con 200 personas entonces, hay que reducir el tamaño.

¿O será que ha entrado el afán consumista en la Iglesia?

4. ¡Si quiero calidad, por supuesto! y por eso prefiero escuchar y compartir con los jóvenes que se reunen con corazón sincero y genuino sin afan protagónico, con aquellos que no exigen un sueldo por enseñar, con aquellos que predican con sus pinturas, con su música, con sus actos y también con sus palabras y también con aquellos jóvenes que han estudiado y leido suficiente libros teológicos para no exigir a la gente algo que la Biblia no lo indica de manera expresa como es el DIEZMO.

Creo que, otra iglesia es posible y la veo construirse en libertad, verdad y alegría, sin formatos y sin reglamentos que minimizan al creyente.

Y si ya los que supuestamente estaban preparados han mentido a la gente con este tema, no me cabe confianza en lo que puedan enseñar.

Total en la época de Jesús había gente que se enfurecía con él porque criticaba el sistema religioso, hoy en día evidentemente también existe gente que antes que mirar al reino de los cielos, defiende sus propias conveniencias e intereses.

Un mensaje a los jóvenes de todas las iglesias: busquen a Jesús, al que ya nos liberó de todas estas formas, tradiciones y reglamentos humanos. Y sigan la vida que nos dejó el Maestro como ejemplo, lejos de la tiranía de la religión y de los caprichos de los pseudo pastores.

Un abrazo a todos y en el reposo del Señor

Jorge Chávez
http://jovenestiempodehablar.blogspot.com




El día 14/05/08, Ivan Velasco (ivansvelasco@gmail.com) escribió:

Me gustaría hacer un comentario sobre este artículo. He escuchado más de una vez el argumento de que cómo el pastor (en este caso quien les habla), va a "pedir" diezmos en su crongregación. El argumento de Jorge se basa en que dado que en Cristo todos somos iguales, y no hay "castas" espirituales, por lo tanto nadie debiera dar o "pagar" el diezmo. En todo caso, para democratizar las cosas, todo aquel que enseña o predica en una congregación, debiera cobrarlo. La conclusión es mejor que nadie lo pida, y así quedamos todos iguales.


Pienso que en principio es correcto decir que todo creyente tiene la misma posición en Cristo. Todos, al ser Sacerdotes de Dios, estamos ante Su Presencia, y nadie está más cerca a El. Las oraciones de todos los santo son escuchadas de igual forma e intensidad, así como son respondidas. Estamos de acuerdo en que no hay jerarquías o posiciones de privilegio en una congregación. Sin embargo, hay otros hechos. En primer lugar, dependiendo de la denominación, quienes solicitan y administran los dineros recolectados en los cultos, son un grupo de laicos. Los laicos, siendo parte de la congregación, toman decisiones económicas, las cuales pueden o no estar supervisadas por el pastor de turno. Pero es la congregación quien decide si quiere o no un pastor, y, si le quiere pagar un sueldo. Uno comienza a trabajar en una congregación porque lo han llamado. Si uno ha fundado la congregación, dependerá de la misma si piensan que requiere un pastor o diez, y si deben pagarle un sueldo o no. Por ejemplo, hace unas semanas, una persona me dijo que no estaba de acuerdo con el diezmo. Le dije que cómo pensaba entonces que, entre otras cosas, iba a recibir mi sueldo. Me dijo que él pensaba que lo mejor era que un pastor tenga otro trabajo, y dedique tiempo al ministerio de la iglesia en forma voluntaria. Al escuchar este argumento, mis primeros pensamientos fueron cómo podría distribuir mi tiempo si tuviese un trabajo a tiempo completo, y además tendría que trabajar en forma voluntaria en la iglesia. Pensé en mi esposa, en mis tres hijos, en el tiempo que cada uno de ellos me demanda (y eso de calidad de tiempo en lugar de cantidad es una de las tonterías más grandes que he escuchado), hice mis cálculos, y definitivamente me dije para mis adentros que ni hablar la hacía. Pero luego, tuve un segundo pensamiento, y le dije que realmente si la iglesia decide hacer eso sería excelente para mí, en realidad, me harían un favor. Si me dedico a tiempo completo a mi carrera, fácil gano diez veces más de lo que gano en la iglesia, y trabajo menos horas. Fines de semana libres, feriados a mi disposición, etc. Entonces, mi amigo me dijo que si es ese el caso, entonces sí podría ser voluntario en la iglesia. El único problema es que los horarios de la iglesia y los de mi eventual trabajo serían los mismos, así que tendría que elegir entre ser voluntario, o dedicarme a mi profesión. Además, soy un fiel creyente que primero es mi familia, así que la verdad es que ni siquiera tengo energías en pensar las horas que tendría que sacrificarlos para ser voluntario. Aunque, vivirían mejor, tendrían una mejor educación, podríamos ir al extranjero varias veces al año de vacaciones, etc. Es decir, les podría dar un estilo de vida similar al que yo tuve cuando crecía en la casa de mis padres. De hecho la propuesta era tentadora, pero hay algo más que el dinero. Cuando uno ha vivido de cierta forma, sabe cuánto vale el dinero realmente. Como diría Mafalda, "no es la felicidad, pero se le parece..." De hecho que no da la felicidad, menos, si conceptuamos la "felicidad" aristotélica (tema de otro email). Volviendo al punto de partida, el argumento de ser democráticos y voluntarios suena bien, pero sólo funciona en grupos pequeños. Si la iglesia no debe crecer más allá de los grupos pequeños, como la tan novedosa "church with no walls", todavía estaríamos evangelizando en pequeñas comunidades campesinas. Lamentablemente hay una verdad muy cierta, si quieres calidad, tienes que pagar por ella, pues lo barato sale caro.

Ivan Velasco

Anónimo dijo...

Comentario al título

Jesús era judío. Nació, vivió y murió judío. Enseñó para restaurar el Camino.

ben Yohanan

addax91 dijo...

Es bueno saber que ya hay personas que se estan preocupando por temas que suceden en la iglesia.
EL DIEZMO, tema chocante en algunos niveles eclesiasticos, sobre todo en el pastoral, quien es el directamente beneficiado o golpeado.
crear hoy una iglesia viene siendo un trabajo, en el cual al poner en practica puntos de actitud positiva, marketing o religiosidad, se logra manipular personas. hoy contamos con mas personas heridas en ese aspecto que beneficiadas y ya no estan ni quieren volver a una iglesia.
1) actitud positiva:
enseñan que pensando bien les va bien, puede verse como algo normal o logico pero DIOS no se mueve en nuestra logica, como explicamos, que cristianos comprometidos mueran jovenes o de una manera cruel.
encasillamos alas personas en:
CRISTIANISMO = PROSPERIDAD, SALUD,PAZ Y ABUNDANCIA.
|Es una regla general!, CRISTO dijo: en el mundo tendreis afliccion.
y no lo entendemos, ni lo aceptamos y es alli donde entra nuestra cultura americana, estamos bien pero podemos estar mejor , ¿ pero que tenemos que hacer?
=DIEZMAR
no nos damos cuenta que el cristianismo es mas que estar bien. tomate tu tiempo tu dinero, viaja a africa o a un pais en conflicto, y ve y mira, si realmente es pensar bien diezmar y todo va a estar bien.
cristianismo es le pertenecemos a CRISTO, ayudamos en el nombre de CRISTO y llevamos personas a CRISTO. no vamos a estar por siempre aqui en la tierra asi que si eres prospero que chevere, ayuda alos demas. no tienes dinero ayuda alos demas. por que delo que hagamos o dejemos de hacer daremos cuentas.
2) MARKETING O MERCADEO
usan su habilidad para manipular y poner atrabajar alos demas para ellos, se ve en los teleevangelistas mayormente, donde invitan a otros a predicar, y a cada momento. invitan a que envien de todo el mundo donaciones.
hoy en dia estan siendo varios investigados en U.S.A por malversacion de fondos para pagar impuestos, se aferran al dinero.

pero no importa el dinero, total trabajamos y lo conseguimos, son las personas, quienes fueron usadas, que donaron todo, por que se les habia enseñado que eso era lo correcto y lo perdieron y aun se enteran de que era una gran mentira lo que se les habia dicho o enseñado. de pronto tu no lo harias pero a diario muchas personas confian plenamente en su pastor y caen en este juego.
3)RELIGIOSIDAD
La mayor parte donde se usa la palabra diezmo en la biblia es en el antiguo testamento.
asi que solo toman cada palabra dizmo y lo que pasa si no lo dan. un pueblo asustado da.
donde queda la gracia, el amor, la ayuda, el somos hermanos en cristo

en los tres casos se presenta el diezmo como sembrar para recojer.
pero se que en algun momento de sus vidas han estado en el campo, y han visto cercas en esos predios que significa que no pueden pasar ni para sembrar ni muchisimo menos para recojer, y eso pasa en la iglesia con la diferencia de que peden sembrar pero no pueden recojer.
chiste se reunio un cura , un rabino y un pastor para comentar como le daba cada uno el diezmo al SEÑOR, el cura dijo yo hago un circulo pequeño alrededor mio, tomo la limosna la lanzo hacia arriba, loque cae adentro es para el SEÑOR el rabino dijo noooo yo hago un circulo inmenso alrededor mio lo que cae afuera es del SEÑOR. alo que el pastor responde ustedes estan equivocados. yo tomo todos los diezmos los mando hacia arriba lo que coja el SEÑOR es de el.
finalizo ahora con lo siguiente si hay que darle al diezmo de todo al SEÑOR pero en sabiduria donde la iglesia este ayudan do al pueblo de DIOS no donde el pastor ande en carro ultimo modelo y con escoltas y su feligrecia en necesidad