lunes, abril 16, 2007

Atardecer en Lima

Cuando adorarte Señor Dios, es sencillamente contemplar un atardecer en silencio...

1 comentario:

UNA CRISTIANA ALOCADA dijo...

Que lindo!!
Es verdad, hay cosas que te hacen pensar: "Oh Dios, eres un encantador detallista y tus detalles me hacen suspirar" Y es entonces cuando no puedes evitar darle adoracion.