lunes, noviembre 05, 2007

Cabeza Caliente - Conversando sobre las políticas de salud pública en el Perú

El Ministerio de Salud esta difundiendo una campaña de salud en su lucha contra las infecciones de transmisión sexual y el VIH a través del video "cabeza caliente". En el video en cuestión, se alienta el uso del condón con la siguiente frase "Protégete de las infecciones de transmisión sexual y del VIH" mientras se muestra un condón. Aquí el video promocional...



Al respecto varios hermanos han indicado que dicha campaña promocional del Minsa es un atentado a la salud de la gente al mal informar a los jóvenes sobre el uso del condón, ya que este no protege al 100% las infecciones que se pueden contraer, como lo subrayó el consejero de jóvenes peruano Nemesio Paredes. En este sentido, se ha pronunciado también el conocido expositor Jeffrey De León en su programa radial, (escuchar los primeros 12 minutos).


Pues bien, sabiendo que la postura de Nemesio y Jeffrey no es la única entre los creyentes, ya que también se tiene un punto de vista diferente, por parte de los conocidos teólogos peruanos Oscar Amat y Abel García sobre el tema, urge una reflexión sesuda que nos permita dar un consejo a la juventud de nuestro tiempo, y no me refiero a la que habita en los templos sino a la juventud en general en nuestro país, aquellos que son casi el 60% de la población y que se hallan en alto riesgo debido a una conducta promiscua que en muchos casos ha desembocado en abortos, embarazos no deseados, depresiones, contagios de infecciones, suicidios y daño en las relaciones.

Con este post llamo a la reflexión tanto a los líderes de iglesia como a las autoridades de salud a fin de conversar el tema en las instancias correspondientes. Asimismo, dialogar entre los que tenemos posturas diferentes con el fin de hallar sabiduría en la multitud de consejos.

8 comentarios:

marco dijo...

holas interesante post. El problema de la promiscuidad esta ligado a la responsabilidad de cada individuo no solo por proteger su salud si tambien evitar el riesgo de contagio a traves de otras personas portadora de sida u otra enfermedad transmisora. Sabemos que la mayoria de gente que acude a prostibulos no estan en la idea de hacerse chequeos medicos estos por el contrario constituyen un peligro mortal para aquellas jovenes que llevan una vida sana en sus hogares. El que no nos haya pasado no quiere decir que no vaya a ocurrirnos, de alli el hecho a tomar conciencia en estos asusntos.

Un saludo y te invito ami blog para comentes sobre varios temas :)

Jorgix dijo...

Gracias Marco por la visita y con respecto a los prostíbulos creo que no hemos tomado las políticas de salud adecuadas para que la gente que acude a dichos establecimientos pueda salvaguardar su integridad física, (por lo menos en algún porcentaje).

Hace un tiempo se habló de la zona rosa y no ha pasado nada. Lo que es cierto es que cada vez más jovencitas se prostituyen, no solamente en los prostíbulos sino de otras formas como en los saunas, como kinesiólogas particulares o a través del messenger, la mayoría de ellas, en busca de algún dinero para pagar sus estudios universitarios.

Este es un tema que hay que seguir pensándolo.

Un abrazo

Jorge Chávez

Instituto para la Misión Transformadora dijo...

Hola Jorge y amigos:

Gracias Jorge por el olfato que tienes para identificar temas potencialmente atractivos para la cultura blogger y para la reflexión teológica de la Iglesia.

Desde mi punto de visa como pastor y creyente evangélico hay mucho pan que rebanar desde la perspectiva ética, no desde la médica que no es mi especialidad a pesar de trabajar en el Ministerio de Salud. Por tanto, yo creo que la palabra primera en cuanto a los temas propiamente científicos la tienen los profesionales de la salud (que para algo estudiaron) y no los aficionados a los temas de salud como nosotros.

Desde la perspectiva ética que se fundamenta en un acercamiento bíblico y en una adecuada información sobre temas científicos sí hay mucho que decir, pero es lo menos que escucho entre nosotros. Mas aun creo que para tratar estos temas se requeriría una entrada de género y salud reproductiva para comprender esta problemática y creo que no tenemos en el grupo expertos en la materia. Por todo ello me inhibo de hacer demasiado énfasis en constituir una plataforma orientadora para la Iglesia en un tema en el que necesitamos mas caracter interdisciplinario para hacerlo sustancioso y no sólo una colección de prejuicios evangelicos, sean estos liberales, conservadores o postmodernos.

Mi humilde opinión amigos.

Oscar Amat y Leon

Jorgix dijo...

Saludos Oscar y gracias por tu genuino comentario. Y en el mismo sentido, espero que por medio de este post podamos recoger el consejo que la ciencia médica nos puede dar.
El tema evidentemente tiene un carácter multidisciplinario que es necesario recoger, para poder esbozar soluciones factibles a nuestra sociedad.
Lamentablemente, este tipo de temas no aparecen nunca en los congresos juveniles evangélicos, y no se tocan en los seminarios teológicos, quizá porque sea muy "mundano" o porque se vive una cultura del prejuicio que esconde la falta de investigación y criterio para saber enfrentar los desafíos de una nación.

Jorge

Anónimo dijo...

Hola, Jorge.
Como estuvimos conversando, no basta con dar solamente ideas y opiniones vertidas de lo poco o lo mucho que conocemos, por mucho tiempo solo nos hemos dedicado a hablar y no a dar alternativas de solucion, porque eso demandaria mucho tiempo y esfuerzo que no estamos dispuestos a hacer.
Podriamos comenzar consultando a las personas que estan realmente involucradas en este asunto, aunque ellos no tienen todas las respuestas que realmente podriamos esperar.
Espero que esta llamada de alerta no se quede solo en "yo quisiera", sino más bien que pongamos manos a la obra.
Un abrazo.......... Luis V.

Jenny dijo...

Hay dos propagandas, la otra es de un esposo que llega a casa, me llamó la atención como promueven la infidelidad entre los hombres y mujeres casados. Porque una pareja debería usar condón? para no tener hijos supongo, la idea debería ser promover la fidelidad en la pareja y mostrar las consecuencias de la falta de ella. Se supone que queremos dar un buen mensaje a los chicos, enseñarles como cuidarse, pero se están enviando dos mensajes a la vez. será efectivo?

Jorgix dijo...

Hola Luis V, gracias por escribirme siempre, este mini espacio llamado blog, busca acercar y fomentar espíritu de cuerpo, como bien dices, no sólo hablar... sino ponernos de acuerdo y tomar cartas en el asunto.

En otras ocasiones hemos hecho conocer nuestros puntos de vista sobre otros temas a los congresistas o a algún funcionario público, creo que es parte de nuestra misión el alcanzar propuestas viables a las autoridades y fomentar reflexión entre la juventud del país.

Si tienes alguna propuesta podríamos trabajarla entre la comunidad.

Saludos amigo

Jorgix dijo...

Hola Jenny, estoy de acuerdo contigo en que el segundo comercial del Ministerio de Salud toma un término equívoco como "el jugador".

En el lenguaje de la calle, el término "jugador" se refiere a aquella persona que le gusta cortejar y seducir con el propósito de un encuentro sexual.
si bien es cierto, que en el referido comercial parecería que la pareja fuera un matrimonio, ya de por sí al usar el término "jugador", esta promoviendo la conducta promiscua de ciertas personas.

Creo que vale una llamada de atención a las autoridades del Minsa, ya que al parecer sus publicistas no dan en el blanco.

Con respecto a si una pareja casada pueda usar condón o no, quizá pueda ser objeto de revisar otros temas como la planificación familiar.

En fin, ¡qué difícil es enlazar el tema de la fidelidad, pureza (aspectos éticos) y los mecanismos de prevenciòn de infecciones o enfermedades!, sabiendo que nuestra sociedad sigue viviendo de manera irresponsable frente a su sexualidad.

En provincias la cosa es más alarmante, ya que debes de saber que niñas ya tienen sus primeros encuentros sexuales desde los 12 años: por eso vemos muchas chicas de 14 años con bebes en sus brazos.

Por ello, entiendo el propósito del Estado al promover el uso de preservativos, pero esto a su vez puede generar en otros desequilibrios o interpretaciones no saludables... esos dos mensajes que indicas.

yo también me pregunto si será efectivo o sólo habremos confundido más, es evidente que en 30 segundos de comerciales no se puede dar toda una política integral de salud sexual.

Gracias por escribir.

Saludos

Jorge