domingo, noviembre 04, 2007

Discípulos o Clones

Hacer discípulos es mostrar el camino a la obediencia a Dios. Es mostrar a Jesús como ejemplo de carácter y de ética en el caminar por la tierra.

Hacer clones es reproducir gente con las características de un sólo módelo, sin diferencia alguna y sin voluntad propia, siempre programados para estar sujetos al "creador" que los hizo, por lo general un líder que desea utilizarlos para sus propios fines en nombre del "evangelio".

Un discípulo de Jesús, es fundamentalmente de Jesús. Un liderazgo responsable debe de tener en cuenta que las personas tienen un llamado específico de Dios para una tarea (ellos han sido creados para obras que Dios ha preparado de antemano para que anduvieran en ellas). Es decir, uno debe de ayudar a que los creyentes hagan la misión de Dios para ellos.
Tener un clon significa tener un ayudante personal que me sirve en una relación de dependencia y sujeción ciega, finalmente mano de obra gratuita (como acontece con los jóvenes de la mayoría de iglesias evangélicas), que no tiene por qué cuestionar o preguntar las decisiones del liderazgo.
Es mi convicción que debemos de engrandecer la vida de los demás en franco servicio sin que medie la conveniencia personal del liderazgo. Servir al otro como lo hizo Jesús con sus discípulos, una vez más por amor.

3 comentarios:

Heather W. Reichgott dijo...

Gracias por compartir estes pensamientos. Parece que este tipo de liderazgo necesita más coraje que tener clones.

Si no le molesta, me gustaría dar una traducción a los estudiantes míos en el seminario, porque unos de ellos están pensando en las mismas cosas. Lo pondría en mi blog en inglés holy-vignettes.blogspot.com
Con enlaces al tuyo, por supuesto.
Si le parece bien.

Saludos desde California
Heather

Jorgix dijo...

Me halaga tu comentario y petici�n,
por favor si�ntete en la libertad de usar estas opiniones de un aprendiz.

un abrazo fraterno desde Lima Per�Jorge

Heather W. Reichgott dijo...

¡Gracias Jorgix!
Un abrazo, Heather